Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Transfusiones

>> sábado, agosto 15, 2009

Algunos dias visito un blog y en lugar de leer el blog me voy con un link mas interesante que el mismo blog, y de ahi salto a otro link, y así hasta llegar a noticias o contenidos que me llaman más la atención. Hoy, fue uno de esos dias.

La noticia que me llamó la atención fue esta: Otra testigo de Jehová que muere por negarse a recibir transfusión de sangre, ¿hasta cuándo? , creo que el título lo dice todo.

Sí estoy de acuerdo en las transfusiones de sangre, creo que no hay nada malo en ello, y sí hay mucho de generosidad.
Tanto de un lado (testigos de Jehova) como del otro lado (no-testigos de Jehova) pueden hacer afirmaciones y hacer referencias a la biblia, rebuscando apoyar sus afirmaciones. Pueden hacer estudios teológicos extensos que prueben una u otra cosa. Y realmente no voy a hacer lo mismo. Solo voy a mostrar unos versículos donde veo lo que la Biblia indica al respecto y haré comentarios al margen, en otras palabras, dejaré que la Biblia hable.


22 Lo mismo que se come la gacela y el ciervo, así las podrás comer; el inmundo y el limpio podrán comer también de ellas.
23 Solamente que te mantengas firme en no comer sangre; porque la sangre es la vida, y no comerás la vida juntamente con su carne.
24 No la comerás; en tierra la derramarás como agua.
Deuteronomio 12:22-24
Ciertamente aqui hace una clara distincion entre la sangre y carne. Y tambien hace una clara distincion entre comer la carne, y comer la carne con sangre. Es decir, sí esta permitido comer carne, pero no carne y sangre juntos. Otro punto que notamos es que indica que la sangre es la vida (de la carne).

14 Porque la vida de toda carne es su sangre; por tanto, he dicho a los hijos de Israel: No comeréis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre; cualquiera que la comiere será cortado.
Levítico 17:14
Si vemos el contexto de este verso, aunque se esta refiriendo a carne de animales permitidos para comer, en este verso de Levítico 17:14 hacer afirmación que de ninguna carne se comerá su sangre. Si pudieramos ir atrás en la historia de cómo eran esos dias, donde las batallas eran con espadas, flechas y lanzas, y que había mucho, pero mucho derramamiento de sangre, y donde el hambre y escaces de agua eran, en ciertos momentos, muy acentuados; es entendible que Dios, haya ordenado a su pueblo el no comer sangre, o carne y sangre de animales, y "de ninguna carne".

16 Entonces los tres valientes irrumpieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta; y tomaron, y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, diciendo:
17 Lejos sea de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿He de beber yo la sangre de los varones que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto.
2 Samuel 23:16-17

Cómo es que David dijo beber la sangre de los varones, si lo que realmente era agua? es porque los varones arriesgaron su vida. Luego entonces se puede beber sangre, sin beberla fisicamente. Podemos notar entonces que hay una clara distincion entre comer sangre, y beber sangre.

Viendo lo anterior, nos indica que existe una diferencia entre comer sangre con carne, y beber sangre. La biblia nos muestra que comer carne con sangre seria un acto de decision, donde la carne y sangre entraria por la boca masticados. (si suena muy obvio, pero debe de precisarse).


El siguiente versículo me llama la atención, cuando lo relaciono con esto:
13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
Juan 15:13
Podria decirse que, nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su sangre por sus amigos?
Si regresamos al tema de la transfusión, la transfusión significa comer carne y sangre? no.
Sin embargo si pones tu vida por tus amigos, es un acto de amor, asi como Jesus que dio su sangre y/o su vida por sus amigos (tu y yo), fue un acto de amor.

Dicho lo anterior, no veo el por qué rechazar una transfusion porque se cree que comes sangre, (mas bien creo que estas rechazando la vida). Pero sí veo que hay mayor amor cuando pones tu vida por tus amigos.



Las citas bíblicas fueron tomadas de la versión Reina-Valera 1960.

6 Comentarios:

Anónimo,  agosto 16, 2009 4:12 p.m.  

Hola Miguel:

Saludos cordiales. Ya he hecho algún comentario anterior en tu blog, y el tema que planteas me anima a volver a escribir.

Soy testigo de Jehová desde que tenía 25 años. Antes de esa edad, era donante de sangre (la ofrecí en 4 ocasiones en mi ciudad) ya que creía que eso era lo que tenía que hacer por mi actitud solidaria ante los necesitados. En cierta ocasión, la vendí en un banco de sangre donde solo iban drogadictos y gente con necesidad de dinero.

Al mismo tiempo, aunque creía en Dios a mi manera, me emborrachaba, tomaba drogas y, (perdona que no sea más explícito) tuve relaciones muy inmorales que me han dejado muchas secuelas de un pasado que tristemente no puedo borrar.

Cuando me hablaron de la Biblia… escuché. Me mantuve en guardia porque me sentía desilusionado de la vida, pero al mismo tiempo tenía confianza en mí mismo para saber diferenciar si la persona que me hablaba me decía la verdad o me pretendía engañar.

Si había un sitio al que pudiera acudir sin el temor de que me engañaran, ese lugar fue la lectura sin prejuicios que hice de la Biblia.

Mi historia es muy larga y no quisiera que tuvieras un mal concepto de mí sin llegar a conocerme, pero solo te diré con relación al tema que has planteado lo siguiente:

Me “abstengo de sangre” porque ese fue el decreto apostólico del primer siglo bajo la guía del Espíritu Santo y en armonía con el resto de las Escrituras. (Hechos 15:28,29)

.../...

Anónimo,  agosto 16, 2009 4:14 p.m.  

.../...

Esta decisión no es única de los testigos de Jehová. Martín Lutero entendía ya en su tiempo que “se tenía que enseñar con insistencia no comer…sangre”.

Anteriormente, el naturalista Plinio (contemporáneo de los apóstoles) y el médico Areteo (del segundo siglo) informan que la sangre humana era un tratamiento para la epilepsia. Después, Tertuliano escribió: “Algunos, para remedio (de la epilepsia), bebieron con ardiente anhelo la sangre caliente del degϋello de los gladiadores”.

Tertuliano puso en contraste a estos con los cristianos, quienes “no comemos sangre de animales… Entre las invenciones con que tentáis la observancia de nuestra ley, una es darnos una morcilla de sangre, porque os persuadís con certeza de que el cristiano que come sangre se desvía de su ley”. (Tertuliano mismo afirmaba ser cristiano).

A principios del siglo XVI Thomas Bartholin, profesor de anatomía de la Universidad de Copenhague, presentó esta objeción: “Parece que los que imponen el uso de la sangre humana para remedios internos de las enfermedades están usándola mal y pecando gravemente. Se condena a los caníbales. ¿Por qué no aborrecemos a los que se manchan la garganta con sangre humana? Lo mismo es recibir sangre ajena de una vena cortada, sea por la boca o mediante instrumentos de transfusión. Los autores de esta operación se hallan bajo el terror debido a la ley divina, la cual prohíbe el que se coma sangre”.

En nuestro día han avanzado mucho los conocimientos en medicina y en la actualidad muchos hospitales de todo el mundo ofrecen alternativas de calidad en vez del uso de sangre y sus componentes principales (glóbulos blancos, glóbulos rojos, plaquetas y plasma).

Los testigos de Jehová no nos negamos a recibir esos tratamientos alternativos y las estadísticas que se realizan indican que no somos un grupo de riesgo al negarnos a recibir una transfusión sanguínea.

Por cierto, me gustaría indicar aquí que después de nuestro colectivo hay otro que también rechaza el uso de sangre en las intervenciones quirúrgicas y a lo mejor te sorprende saber de qué colectivo se trata: Es la propia clase médica.

Nuestras razones, evidentemente no son las mismas que otra persona pueda tener para el rechazo de las transfusiones de sangre. Si lo hacemos es por el respeto a la norma divina de “abstenernos de sangre”.

Si un médico opta por rechazar una transfusión. ¿Por qué no puedo yo hacer lo mismo si estoy convencido de mis actos?

Vivimos en una sociedad en la que cada día vemos la gran diversidad de culturas, opiniones y creencias. Ser más tolerantes con los demás contribuye a entendernos mejor en aras de una mejor convivencia sin tener que agredirnos unos a otros por considerarnos mejor que nadie.
Si nosotros hemos optado libremente a ser lo que somos, ningún ser humano puede juzgar nuestra libertad y condenarnos si esa es nuestra decisión. ¿No te parece?

Cordiales saludos. Paco Martínez.

Miguel Crispin agosto 16, 2009 7:11 p.m.  

Paco,

Primero que nada quisiera darte las gracias por haber tenido el valor de compartir un poco de tu experiencia escribiendo tu comentario.

Tambien quisiera recalcar que respeto tu elección y opinión.

Habiendo dicho eso, permíteme adicionar lo siguiente.
En Hechos 15:28 y 29, asi como Plinio, Areteo y demas, se refieren precisamente al hecho de comer sangre, teniendo la creencia que eso los "sanaba"; eso en la misma biblia, como ya lo he citado (Levitico 17:14) esta prohibido.

Si una persona rechaza la transfusiones por cualquier razon, tiene su derecho y no lo hace mejor ni peor que nadie. Yo no lo condeno, ni lo juzgo. El punto que resaltaria es que se entendieran, hasta donde sea posible, las razones por las cuales lo hace.

En el Antiguo Testamento indica que no se debe de comer la carne de cerdo, sin embargo actualmente se come. En lo personal no la como, la evito, mis razones? porque esta en la Biblia, y conociendo de primera mano a personas que enferman (paralisis, ataques) por haber comido carne de puerco, confirman que debo seguir en esa dirección.

Si los medicos rechazan las transfusiones, debemos de precisar que no son todos, algunos médicos no significan el 100% de la clase médica.

Como mencioné, cuáles serian las razones?
Por ejemplo, si alguien va a una clínica y ve que no se observan las medidas minimas de higiene, y le dijeran que necesita una transfusion, es entendible que la rechace.

El estar ante una transfusion, si aceptarla o no,(asumiendo la creencia que una transfusion es comer sangre) es como aquella persona que va a la guerra, la Biblia indica no matarás, pero si vas a la guerra en cumplimiento de leyes, compromisos y deberes?

Uno de mis ruegos a Dios es que no me ponga en tentacion, ni en tales situaciones en donde la estricta obediencia se contrapongan. Si me llegara el momento de decidir en tales casos, seguiria el mismo razonamiento o sentido que esta en Marcos 2:27. Y que debemos de entender que la Ley fue hecha por causa del hombre, no el hombre fue hecho por causa de la Ley.

Saludos y nuevamente gracias por tu comentario.
Miguel Crispin

Anónimo,  agosto 17, 2009 5:15 p.m.  

Hola Miguel:

Gracias por expresarte. Aunque me da que tenemos bastante en común.

Solo una pequeña apreciación. Lógicamente no me refería al 100% de la clase médica, pero el "colectivo" más numeroso que no desea las transfusiones después de los testigos de Jehová son los que están relacionados con la medicina.

Es evidente que sus razones son distintas a las nuestras, pero es un dato que me llamó mucho la atención y que me hizo entender el prejuicio que existe cuando se leen titulares como: "Testigo de Jehová muere por no recibir una transfusión".

Y es que "transfusión" no es igual a "vida", y eso lo sabe mucha gente relacionada con la medicina. No todos, evidentemente.

Por último Miguel, sólo decirte que cuando te enfrentes a una decisión de "estricta obediencia" y no sepas qué decidir, recuerda lo que contestaron los apóstoles cuando se les dio ordenes para que renunciaran a su ministerio, (aunque sus vidas peligraban):

"Tenemos que obedecer a Dios como gobernante, más bien que a los hombres" (Hechos 5:29)

Por seguir esta dirección, los testigos de Jehová no somos soldados de ningún ejército en la Tierra, por lo que no "matamos" a nadie en violación de la ley divina, ya que las "armas" de nuestro guerrear son de otro tipo. (2 Corintios 10:4,5)

Saludos cordiales y si deseas alguna aclaración me encuentro en pacomartinez1985@hotmail.com

Un abrazo. Paco Martínez.

Miguel Crispin agosto 23, 2009 12:25 p.m.  

Como comentario final, realmente dudo que exista un prejucio si lees titulares de cualquier tipo, y precisamente transfusion no es igual a vida, asi como el no recibirla tampoco significa obtener lo que los TdJ dicen que tendran.

Como mencioné anteriormente, si tengo que decidir, no tan solo recuerdo no lo que los apostoles contestaron, sino tambien lo que Jesucristo hizo.
Y como nota, en hechos 5:29 donde se lee "Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres" esto dijeron ellos cuando se les pidio que no predicaran en el Nombre de Jesucristo, ahi no estaba en riesgo otra vida por la decision de ellos, era la vida de ellos.

Cuando hacia mención de el cumplimiento de la ley e ir a la guerra era para obviar que la vida de las personas vale mucho mas que cualquier otra cosa.

Si todavia no entendemos que Dios ama al hombre, y derramo su propia sangre por salvarnos, y que nosotros en una aparente obediencia, dejamos morir o se apoya el que una persona muera por segun 'respetar' u 'obedecer' una ley que ni siguiera aplica, y que se quebrantan leyes mas importantes por una aparente obediencia, creo que no hemos entendido el verdadero significado del Evangelio ni la razon de la Ley y los Profetas, o es que suena tan simple como para que sea llevado a cabo? Ama a Dios por sobre todas las cosas y ama a tu projimo como a ti mismo.
Mateo 22: 34-40.

Saludos
Miguel

Anónimo,  agosto 24, 2009 2:51 p.m.  

Saludos Miguel:

Gracias por ser sincero y defirnirte en lo que piensas. Yo también lo he hecho y me siento feliz de que me hayas dado esta oportunidad de expresarlo en tu blog.

Un abrazo. Paco Martínez.

Publicar un comentario

Y TU QUE OPINAS?

Visitas última semana

Live Traffic Map

Locations of visitors

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP